caldera de biomasa o gas

Cuánto se puede ahorrar en la calefacción usando biomasa

La biomasa se está convirtiendo, poco a poco, en uno de los combustibles principales, tanto en entornos labores, así como en el propio hogar. Pese a que por muchos es sabido que este combustible natural se obtiene por medio de residuos orgánicos, y que por tanto genera unas emisiones de CO2 neutras, no tantas personas son conscientes de lo mucho que se puede ahorrar en la factura al escoger la biomasa. Frente al incremento del precio del petróleo, muchos están optando por esta fuente calorífica complementaria, te explicamos exactamente a qué se debe.

Paga menos por la calefacción

Y es que según ha hecho saber la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), el uso de este combustible para la calefacción del hogar, y sobre todo su reducción en la factura, es realmente auténtico. Y es que utilizar biomasa para calentar hogares, empresas o cualquier comunidad puede suponer una rebaja de hasta un 66% frente a otras alternativas tradicionales como es el gasóleo.

En gran medida, esto es así debido a la fluctuación de precios. Ya que mientras el precio del petróleo continúa incrementando, el coste de los combustibles denominados ‘biomasa’ se mantiene en un equilibrio constante. Y ya hemos comentado en otras ocasiones que incluso el poder calorífico de la biomasa para calderas y calefacción puede ser hasta más potente.

Los combustibles de biomasa más baratos

Dentro de los principales combustibles que están integrados dentro de la biomasa el que resulta más barato son las astillas de madera. Seguido del hueso de la aceituna y los pellets. Un saco de pellets durante el pasado año costó una media de 3,92€. Una tendencia decreciente desde los 4,35€ que valía durante el año 2014.

Una reducción que aun permite apostar todavía más por este tipo de combustible y que reitera la tónica explicada por Avebiom de que es posible ahorrar una gran cantidad de dinero optando por este tipo de calderas de calefacción por biomasa. Una alternativa, que puede ser más costosa en un inicio, pero que se amortiza en muy poco tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *