¿Para qué se utilizan el gasóleo y la biomasa en la actualidad?

El uso de combustibles es necesario para poder generar la energía que utilizamos diariamente en situaciones tan rutinarias como ir a trabajar en coche o permanecer en casa o el trabajo sin pasar frío.

Existen diferentes tipos de combustibles que, según sus características, son más apropiados para ser utilizados en un momento u otro. Dos de los combustibles más importantes y más usados por los consumidores, son el gasóleo y la biomasa.

El primero de ellos, el gasóleo, se configura como un combustible fósil esencial para el funcionamiento de maquinaria diversa, aunque también se utiliza para la producción de calor. Sin embargo, para este último uso, puede servir también la energía que se genera a través de la combustión de biomasa, que explicaremos a continuación.

Siguiendo con el gasóleo, su uso más conocido sea quizás el repostaje de vehículos convencionales, los turismos. No obstante, dentro del gasóleo existen diferentes clases, y la del repostaje de turismos es la clase A. La B se corresponde con el repostaje de otro tipo de vehículos especiales, como embarcaciones o maquinaria agrícola. Y, por último, la clase C es la correspondiente a la producción de calor.

Este es precisamente el uso mayoritario de la biomasa, que como anunciábamos unas líneas más arriba, se utiliza principalmente para este fin. Las calderas y estufas de biomasa tienen la ventaja de que no suponen ningún tipo de daño para el medio ambiente, por lo que se trata de una opción muy positiva para los meses de invierno en casas o locales.

La biomasa suele utilizarse para producir calor en viviendas unifamiliares, comunidades de vecinos y redes de calefacción centralizada, por su beneficios en cuanto a coste y respeto al medio natural.

No obstante, en España sigue utilizándose en gran medida el gasóleo para los fines mencionados y también, todavía, para la producción de calor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *