Cómo proteger el coche del frío

¿Qué podemos hacer para proteger el coche del frío en invierno?

El clima invernal ya ha llegado a muchos puntos de la geografía española, y lo ha hecho para quedarse durante los próximos meses. Ante esta situación muchos conductores están preocupados por cómo va a aguantar su coche este descenso de la temperatura que puede traer incluso nevadas o grados bajo cero. ¿Existe un riesgo real para el coche? Vamos a profundizar en cómo debes mantener tu coche a punto en esta temporada invernal.

Vamos a detallar una serie de consejos para que dispongas de unas recomendaciones para proteger tu coche y mejorar la conducción en estos días. Sobre todo en la península, donde muchos termómetros registran temperaturas bajo cero. Pero, ¿sabes cómo afectan realmente estas temperaturas gélidas a tu coche?

Cómo evitar averías del coche en invierno

Normalmente, estamos acostumbrados a hacer revisiones con cierta periodicidad para comprobar el estado general del coche. Así como los pedales, amortiguadores, batería o neumáticos. Pero en invierno hay que hacer revisiones más concretas a otros muchos mecanismos que pueden perder eficacia después de someterse a una exposición intensa y prolongada de bajas temperaturas.

El frío es general, por lo que afectará a cualquier tipo de vehículo, ya sean coches o motos particulares, así como flotas de camiones u otros vehículos especiales de empresa. Sobre todo en zonas donde el frío es notable, como puede ser en Aragón, aunque si repostas gasóleo en Zaragoza no deberías tener el riesgo de que el diésel o el líquido de refrigeración se congelen (algo que sucede a partir de -20 grados), pero nunca está de más tenerlo controlado.

Consejos para proteger tu coche del frío

En cualquier mecanismo de un vehículo hay partes más sensibles a sufrir daños como consecuencia de la incidencia del frío, no inmediatamente, pero si de una forma constante y prolongada en el tiempo. Por lo que vamos a destacar algunas de las piezas principales que requieren de un mantenimiento y puesta a punto.

Cuidado con los limpiaparabrisas

Evita que estén en contacto directo con la luna del coche para conseguir que no se cuarteen. Además, si vas a usarlos, antes de nada debes quitar la escarcha que se haya acumulado con algún rascador y tener cuidado con el agua que dejas en este sistema.

Neumáticos de invierno o vigilados

Muchas personas ya deciden dar el cambio por completo y conducir con neumáticos de invierno que están mejor preparados y acondicionados. Si no es tu caso, deberás hacer uso de las cadenas, y mantener la presión adecuada con revisiones periódicas.

Baterías completas

Ten en cuenta que con el frío una de las partes más damnificadas son las baterías. Esto se debe a que pierden eficacia y reducen su potencia cuanto más frío haga, ya que se dificulta su actividad. Para evitar esto, lo recomendable es que si tu batería tiene más de 3 años acudas a un taller para hace runa revisión a fondo.

Atención al arrancar el coche

Una vez decidas arrancar tu coche dale tiempo al motor para que se caliente y vaya tomando poco a poco la temperatura adecuada. Deja que el calor haga efecto manteniendo unos minutos el motor al ralentí previo a iniciar la marcha.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *