Se acerca el otoño, y la temporada de calentar nuestros hogares

Con el mes de septiembre se acaba el verano y, con él, llega la bajada de temperaturas. Nos preparamos ya para el otoño y el invierno y debemos comenzar a pensar en cómo calentaremos nuestros hogares durante esta época.

Si hablamos de estufas o calderas, tenemos dos opciones para aclimatar hogares, comunidades de vecinos o locales comerciales.

Por un lado, existen las calderas que se alimentan de combustible de gasóleo. En concreto, de gasóleo tipo C, ya que el tipo de combustible gasóleo que se utiliza para la producción de calor, debido a sus especiales características que imposibilitan su uso en el repostaje de vehículos.

Sin embargo, los gasóleos A y B sí se utilizan para repostar turismos y vehículos especiales, respectivamente.

Por otro lado, podemos alimentar nuestras estufas o calderas con otro tipo de combustible, en este caso combustible de biomasa. La biomasa está compuesta de residuos naturales, como por ejemplo leña, pellets o astillas. En este sentido, resulta ser un tipo de combustible mucho más respetuoso con el medio ambiente, ya que no perjudica ni daña el medio natural. Además, la materia prima es más barata.

La inversión que supone comprar una estufa de biomasa o adaptar una caldera o estufa de gasóleo en una de biomasa es superior a lo que cuesta inicialmente una estufa de gasóleo. No obstante, a la larga y con el paso de entre tres y cinco años, esa inversión se rentabiliza gracias al precio más barato de los pellets y la biomasa.

De cualquier forma, desde Combustibles Aragón prestamos servicio en ambos casos, proporcionando servicio de combustible a domicilio en Zaragoza y asesorando sobre la compra de estufas y calderas de biomasa, en caso de que un cliente quiera comprar una nueva o adaptar la suya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *