Usos del serrín aparte de fabricar pellets

Se puede decir que de la madera se aprovecha todo. Y una parte de la que más partido se saca es el serrín. Aunque mucha gente se pregunta ¿qué hacer con el serrín? Lo cierto que son muchas, y muy diferentes, las aplicaciones de este tipo de material. La principal es la creación de pellets para calderas o estufas, pero no es su único propósito.

En esta ocasión vamos a adentrarnos en las cualidades y usos del serrín. Qué es, de dónde surge, y de qué manera se puede aprovechar en ciertas actividades para obtener un gran rendimiento y resultados sorprendentes que igual desconocías.

Qué es el serrín y de dónde se origina

Lo primero de todo basta comprender qué es el serrín y por qué existe una gran oferta de este material hecho virutas. El serrín lo componen los restos que aparecen al manipular y cortar madera. Una especie de virutas típicas que acumuladas pueden ser de gran uso en ciertas situaciones y actividades.

En principio, el serrín puede llegar a ser considerado como un desperdicio como las astillas o la corteza de la madera. Pero nada más lejos de la realidad. Existe una industria preparada y que saca rédito y beneficios de la venta de serrín para según qué acciones.

Para qué se usa el serrín

Teniendo en cuenta de dónde nace el serrín, y la cantidad de serrín que se puede llegar a producir, es necesario prestar atención a sus posibilidades, sobre todo porque algunas están directamente relacionadas con movimientos ecológicos y libres de contaminantes. Entre los principales usos del serrín destacan los siguientes:

Pellets de serrín

El más reconocible y que actualmente está siendo de lo más destacado es el uso del serrín en combustibles de biomasa como son los pellets. Los pellets se fabrican a partir de serrín natural seco, lo que los convierte en un producto ecológico. Estos pequeños cilindros aportan una gran fuente calorífica en base a los restos de virutas de la madera. Para ello debe estar el serrín completamente seco.

Y en base a unos procesos de triturado y compactación se consiguen los pellets para usarlos en calderas o estufas de biomasa como es costumbre ahora.

Absorber manchas

Otra de las funcionalidades del serrín no es otra que la de absorber manchas y líquidos del suelo. El serrín tiene gran poder de absorción de vertidos y líquidos, sobre todo en el caso de aceites. Para ello se debe aplicar el serrín directamente sobre el vertido y dejarlo durante unas horas. Al hacer esto no solo se absorberá y limpiará el suelo, sino que también acabará con el mal olor que se pueda haber generado.

Serrín como herbicida natural

También se recomienda el uso del serrín para impedir que se desarrollen determinadas plantas y malas hierbas. Se comporta así como un herbicida natural al esparcirlo por aquellas zonas donde hayan crecido malas hierbas. Además, si se mezcla con abono, este resultado ayuda a fortalecer a las plantas.

Para rellenar agujeros

Las virutas de serrín mezcladas con masilla y pegamento funcionan como un reparador muy efectivo. Sobre todo para tapar y rellenar agujeros en paredes o superficies de madera.

Limpiar el suelo de polvo

También, aparte de su papel como absorbente de líquidos y vertidos, este serrín se puede usar para limpiar superficies del polvo. Aunque ya no se suele hacer tanto, antes se aplicaba una cantidad de serrín y se recogía con la escoba para que el polvo se agarrara al serrín y retirarlo más fácilmente.