pellets para chimeneas y estufas

¿Se pueden usar pellets con estufas de leña?

Puede darse el caso de que dispongas de una estufa de leña, o de una chimenea y te preguntes: ¿se pueden quemar pellets en estufas de leña o en las propias chimeneas? Una duda recurrente y que suele ser habitual, sobre todo dadas las características tan ventajosas del uso de los pellets como material principal de calefacción.

Lo primero que es necesario saber en estas situaciones es que sí que se pueden usar los pellets en estufas de leña, pero esto no es lo más recomendable por profesionales. No se aconseja puesto que de esta forma se reduce el rendimiento calorífico de los pellets y no se aprovecha todo el potencial que estos ofrecen como sistemas de calefacción de viviendas y espacios.

Pellets con estufas de leña

Algunos piensan que pueden reutilizar una estufa de leña con pellets, antes de realizar la compra de una estufa de pellets, que sería lo más recomendado en estas situaciones. Una inversión a la larga rentable y que favorece el que el sistema responda con las máximas garantías.

Esto puede llegar a ser contraproducente y poco efectivo. En estas circunstancias, es conveniente conocer algunas de las limitaciones de las estufas de leña cuando se pretenden usar pellets.

Distinta fabricación

Los sistemas como las estufas de leña están fabricados con un diseño ajustado a las características de la leña. Esto es, una regulación diferente a la que se aplica en mecanismos como las estufas de biomasa y pellets.

Pérdida eficacia combustión

En el momento que se decide usar combustible como pellets en las estufas de leña se requiere un mayor control. Ya la combustión puede ser irregular y provocar errores en la estufa. Además, al no haber una regulación definida, la combustión de los pellets será más rápida, y esto provocará un incremento de uso de combustibles y, por ende, de coste.

Control continuo

Con el uso de pellets en este tipo de sistemas convencionales, lo que provoca, además, es que no se puede ir reponiendo con celeridad el combustible. Ya que hasta que no se haya consumido las cenizas de los pellets, no es recomendable añadir más, ya que esto podría provocar un exceso de humo.

Uso de cestas quemadores de pellets

Una de las recomendaciones llegados a estos casos es el uso de cestas quemadores de pellets, o cajetines de pellets. Esos sistemas funcionan como bandejas que se incorporan a la estufa de leña para que la combustión sea más limpia, controlada y manteniendo algunas de las grandes ventajas de los pellets. Aun así, no es tan eficiente como sería el uso de una estufa de pellets.

Pellets en chimeneas convencionales

Como suele ser habitual, las chimeneas convencionales suelen ser de leña, por lo que siempre se debería utilizar este material en la combustión. Los inconvenientes son idénticos a los ya establecidos en el punto anterior. Y sí es cierto que pueden minimizarse utilizando adaptadores de pellets para chimeneas, pero el resultado no es el 100% indicado, como sí lo sería el uso de estufas de pellets para calentar estancias.

En el caso de las chimeneas para cocinar, sí que es imprescindible el uso de leña para poder controlar las brasas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *