cómo calentarse en casa

Cómo calentar una casa sin encender la calefacción

Para la gran mayoría, la llegada de los meses de invierno y del frío implica el encendido de la calefacción en casa. Una manera de combatir las horas de más frío para conseguir ese acomodo y confort tan ansiado en una casa. Pero esto supone, inevitablemente, un aumento del gasto en la factura. Y para muchos es una opción a tener en cuenta. Para ello, analizamos qué métodos existen para calentar una casa sin encender la calefacción.

Muchos son los motivos principales por los que se busque alternativas a encender la calefacción en una vivienda. Ya sea porque no se dispone de este servicio, por reducir el gasto en calefacción, o por minimizar algunos de los inconvenientes de un uso excesivo de los sistemas de calefacción como: sequedad, el incremento de cansancio o la aparición de resfriados.

Otros sistemas alternativos

Antes de entrar en la clasificación de los consejos y recomendaciones para combatir el frío sin calefacción, hay que hacer mención y recomendar también otros sistemas menos invasivos y que son un gran aliado contra el invierno. No son otros que las estufas, y más concretamente las estufas de biomasa.

Con estas estufas, además de poder controlar el calor, y beneficiarte del confort de ganar calor rápidamente, también suponen un recorte en el gasto habitual destinado a la calefacción. Sobre todo porque el uso de pellets, además de ser eficiente, es muy económico. Así siempre podrás calentar la parte que quieras de la casa con estos sistemas.

Recomendaciones para calentar una casa sin calefacción

Ahora bien, qué se puede hacer para calentar una casa sin calefacción. En este caso, te recomendamos que sigas las siguientes indicaciones, con las que podrás ganar en comodidad, sin necesidad extrema de encender la calefacción, aunque siempre va a ser más eficiente el uso de este tipo de sistemas.

Entre las recomendaciones más interesantes que te proponemos destacan las siguientes:

Ventila la casa

Puede parecer algo contradictorio, pero ventilar la casa ayuda, y mucho, a este objetivo. Pero procura hacerlo en momentos del día con incidencia del sol, por la mañana, por ejemplo. Ya que así aprovechas los rayos del sol.

Cierra las puertas de habitaciones

Otro de los consejos para conservar el calor es mantener las puertas cerradas de habitaciones que no estén siendo usadas. Principalmente porque, de esta manera, se evitará el generar corriente de aire y que estas mismas corrientes de aire frío invadan la estancia en la que estés.

Ventanas acondicionadas

Una de las recomendaciones que siempre hacemos, para los que puedan permitirse este cambio, es elegir ventanas bien herméticas y que no dejen pasar el frío por ninguna rendija.

Mantas y alfombras

Un habitual con la llegada del frío es hacer acopio de mantas para ponerse encima hasta alcanzar la temperatura ideal. A esto, te recomendamos que apuestes por elementos como las alfombras, que actuarán como aislantes para mantener el calor en la sala.

Busca el sol

Aprovecha los ratos con mayor incidencia del sol en las estancias donde más se note para poder calentarte de una forma natural. Deja que la luz entre en el interior para que invada toda la habitación. Así, poco a poco la estancia irá acumulando este calor.

Colores más oscuros

Los estudios han confirmado cómo los colores oscuros ayudan a recibir más calor. Aprovecha esta circunstancia para calentarte cuando aparezca el sol.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *