mantenimiento gas natural

Todo lo que necesitas saber sobre la revisión del gas natural

Hoy en día es muy común que las viviendas cuenten con una instalación de gas natural, tanto como principal sistema de calefacción como para cocinar. Esta cotidianeidad de elección está relacionada con la alta eficiencia y rentabilidad que ofrecen estos sistemas en viviendas y casas particulares.

Si has decido optar por este sistema en tu vivienda, es importante que conozcas todos los aspectos que tienen que ver con las revisiones de las instalaciones de gas natural.

En qué consiste una revisión de gas natural

A la hora de hablar de las revisiones del gas, hay que diferenciar entre dos tipos: la revisión de las instalaciones receptoras individuales y de las instalaciones receptoras de gas común. Las dos son obligatorias, pero completamente diferentes e independientes.

A continuación, os explicaremos los aspectos principales de cada una de ellas.

Instalación Receptora Individual

La revisión de la instalación de gas natural se realiza cada cinco años y puede realizarse por la empresa distribuidora de gas (Endesa, Gas Natural etc.…) o, si lo prefieres, puedes contratar a una empresa externa para que la realice.

En esta revisión se comprueba que tanto el contador, como las tuberías llaves y gomas, funcionan correctamente y se encuentran en un buen estado. Los problemas más comunes que se suelen detectar en este tipo de revisión son: fugas de gas, combustión ineficiente en los quemadores y problemas a la hora de eliminar los desechos generados.

El precio de esta revisión de gas natural suele variar dependiendo de si la empresa ha sido contratada por el usuario o por la distribuidora de gas. Normalmente suele rondar los 30-35 euros, pero depende mucho de la comunidad autónoma. El importe estará incluido en la siguiente factura del gas, ya que es la propia distribuidora la que tiene que gestionar el pago.

Instalación Receptora de Gas Común

Las revisiones de las calderas de gas se realizan normalmente cada dos años, aunque esto puede variar según las indicaciones del fabricante. En este caso, se comprueba que el sistema funcione correctamente, tanto a nivel de eficiencia como de seguridad.

La revisión la suelen realizar tanto la empresa fabricante de la caldera como la empresa distribuidora de gas, siempre que hayas contratado este servicio. El precio variará según el fabricante de la caldera o del servicio que tengas contratado.

Mantenimiento de la instalación de gas natural

Aunque la revisión de la instalación de gas natural se hace cada 5 años, es importante realizar un buen mantenimiento de la misma. De esta forma, evitarás que puedan surgir problemas o fallos que pongan en peligro su correcto funcionamiento.

Las principales comprobaciones que saber para un mantenimiento óptimo de estas calderas de gas natural son la siguientes:

  • Revisa la fecha de caducidad de las gomas que componen la instalación
  • La llama siempre deber ser azul y continuada
  • Los radiadores tienen que estar limpios y purgados para mejorar la emisión de calor
  • La presión de la caldera siempre debe ser 1,2 bares

Realizar estas revisiones en tu instalación de gas te ayudará a garantizar la máxima eficiencia en la misma. Además, te permitirá pasar las revisiones de las instalaciones de gas sin ningún tipo de problema.

Esperamos que esta información te haya resultado de utilidad para despejar todas tus dudas sobre las revisiones de instalación de gas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *