grados medios para la calefacción en el hogar

Cuál es la temperatura ideal para la calefacción

Cuando llega el invierno toca echar mano de los calefactores, estufas y aparatos para regular la temperatura de cualquier hogar, empresa o espacio en general. Esto genera un debate, ya que no todo el mundo tiene el mismo umbral o asimila correctamente estos cambios bruscos de temperatura y es difícil delimitar cuál es la temperatura ideal que debe mantenerse.

Todos queremos estar a gusto allá donde vayamos, y no está de más que, después de pasar frío en la calle, pese a toda la ropa que lleves encima, siempre viene bien entrar en un sitio acogedor. Sin embargo, el cambio repentino de pasar de pocos grados a más de 20 grados, pongamos de ejemplo, puede no sentar muy bien a algunas personas.

Por qué a algunas personas les afecta tanto el cambio de temperatura

Depende tanto del factor externo como del organismo, metabolismo, y hormonas. Estos condicionantes son los que más afectan. Una exposición continuada a un aire seco provocado por la calefacción a una alta temperatura puede provocar irritaciones en piel y garganta, por lo que conviene establecer un punto equilibrado.

La temperatura perfecta para estar en casa

Para muchos diferirá el rango de grados que proponemos en este artículo. Nosotros tomamos parte de los consejos que en su día dio el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA). Entre las recomendaciones más destacadas para dar con la temperatura ideal de la calefacción se encuentran las siguientes:

-Encender la calefacción o estufa en los momentos en los que la casa esté habitada

-Cuando se quiera calentar el hogar, mantener el aparato a una temperatura media de unos 20-21 grados centígrados.

-Reducir la potenciar y ajustar la temperatura a unos 15-17 grados en horarios nocturnos.

-Mantener la casa caliente bajando persianas por las noches, corriendo las cortinas, o ponerse ropa abrigada para los más frioleros.

Una serie de consejos y recomendaciones que os hacemos llegar para solventar algunas dudas acerca de cuál es la temperatura óptima para estar en casa con la calefacción puesta. Para ello existen los termostatos regulables para mantener en orden y bien ajustada la temperatura en el hogar.

Ahorra también en calefacción

Al seguir estos pasos también vas a conseguir mantener una factura equilibrada, ya que todo lo que sea subir un grado más el calefactor repercutirá en cuánto tengas que pagar posteriormente. Asimismo, el IDAE también confirmó que por cada grado que se añada, se puede llegar a consumir un 7% más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *