Qué tipo de leña usar

Diferencias entre la leña de olivo y la leña de encina

Muchos se preguntaron cuál es la diferencia y por qué es conveniente saber cuáles son las características principales de estos tipos de leña. Lo es porque dependiendo del uso que se le vaya a dar será más recomendable comprar un tipo de leña u otra. Existe una gran tipología de árboles y, por tanto, de leña, con diferentes características. Algunas más duras, otras con un prendido más lento, otras aguantan más el calor. Leña que aporta un aroma especial, tanto para comidas como para albergar alcohol como el vino…

En definitiva, la elección de la leña es un factor fundamental tanto en ambientes gastronómicos como a la hora de prender una hoguera, chimenea o estufa. Es por ello que vamos a analizar las diferencias y ventajas de dos de las maderas más reconocidas y abundantes en España y por qué se suelen usar tanto y para qué: La leña de encina y el olivo. Ambos son dos especies que se pueden encontrar fácilmente en los parajes españoles.

Características de la leña de encina

La encina es un árbol que puede superar fácilmente los 20 metros de altura y que se caracteriza, entre otras cosas, por contar con una de las maderas más duras que podemos encontrarnos. Es una madera de alta densidad que ha tenido múltiples usos. Uno de los principales ha sido el de la creación de estructuras resistentes, dada esta condición de dureza que les representa.

Hoy en día se utiliza, sobre todo, para cocinar y crear las brasas para barbacoas y restaurantes, en parte por su duración y larga consistencia a la hora de encender el fuego. Además, hasta no hace mucho, la leña de encina era usada como el principal combustible en las casas españolas, convirtiéndose así en la única forma de calefacción, junto al carbón.

Características de la leña de olivo

Si hay un árbol que represente a España, casi se podría decir que es el olivo. En parte por su gran aportación a la elaboración del aceite de oliva nacional, aunque sus propiedades no se quedan únicamente en crear el oro líquido.

También se trata de un tipo de leña que se integra dentro del grupo de las ‘maderas duras’. Esto significa que esta leña de olivo posee resistencia y una duración larga en las brasas. Lo que destaca de esta madera de olivo es que produce una gran cantidad de llama, lo que le hace ser uno de los candidatos más ideales para usarla como leña de calefacción en estufas o chimeneas. Su madera es muy apreciada y forma parte de las principales opciones a tomar por su alto nivel calorífico. Además no se tratan de madera que supongan un alto coste, por lo que eso también juega a su favor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *