Las ventajas de utilizar la biomasa como combustible

La biomasa es una de las energías renovables más utilizadas en la actualidad. Y es que presenta numerosas ventajas, tanto medioambientales como económicas, que enumeramos a continuación.

Ventajas medioambientales

Residuos en recursos

Al tratarse de una energía renovable, la biomasa no contamina. Es más, convierte residuos medioambientales como por ejemplo restos de cosecha, estiércol o basura orgánica en recursos para la obtención de energía. Éste es uno de los puntos más a favor de la biomasa, ya que de esta forma no solo se consigue no contaminar, sino que se aprovechan sustancias que de otra forma quedarían en cúmulos de residuos.

No contribuye al cambio climático

La energía de la biomasa no provoca los efectos del cambio climático, ya que las emisiones de CO2 en su proceso son neutras. Emite y absorbe la misma cantidad de CO2, por lo que no contribuye a aumentar el cambio climático.

No provoca la lluvia ácida

Las cantidades azufre y cenizas que constituye la biomasa son tan insignificantes que no provoca en ningún caso el fenómeno de la lluvia ácida.

Evita incendios forestales

Este tipo de energía evita y disminuye la generación de incendios forestales y, además, también minimiza las plagas de insectos.

Ventajas económicas

Precio

El precio de la biomasa es mucho menor que el de otro tipo de energías que utilizan los residuos fósiles.

Genera empleo

Todo el sector de la energía de la biomasa repercute directamente en la generación de empleo, tanto en relación al cuidado y recogida de biomasa, transporte de la misma, comercialización, mantenimiento…

Además de estas ventajas, hay que añadir que existe un excedente importante de biomasa y que se trata de una fuente de energía que puede generarse a partir de las necesidades reales de la sociedad.

Por todo ello, la biomasa constituye sin duda una forma de energía renovable y muy recomendable para su utilización en todas las áreas en las que sea posible su uso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *