tipos de sistemas de calefacción para hogar

Qué sistema de calefacción instalar en casa

La calefacción es un componente básico en cualquier hogar, y con la llegada del invierno su peso crece todavía más. El principal problema es que no todos los sistemas de calefacción funcionan de la misma forma y su uso puede resultar ineficiente. Por eso, es importante contar con un sistema de calefacción que se encuentre adaptado a las necesidades específicas de tu vivienda y de tu estilo de vida. 

En la actualidad, la mayoría de nuevas viviendas se entregan con un sistema de calefacción preinstalado. Dada su importancia, es importante conocer los diferentes sistemas de calefacción para elegir el más óptimo.

Cómo elegir un sistema de calefacción para casa

La elección de un sistema de calefacción depende de una gran variedad de factores, por lo que nunca se puede dar una respuesta sobre cuál es mejor con exactitud. Los factores que más influyen en la elección de un sistema de calefacción son:

Tamaño de la casa

Es un aspecto fundamental a tener en cuenta, puesto que cuanto más metros cuadrados tenga la casa, mayor potencia necesitarás. Además, si la casa es muy grande, es recomendable instalar sistemas que ayuden a mantener el calor durante más tiempo.

Orientación y aislamiento

Ambas características tienen un gran impacto en el tiempo que la calefacción va a tener que estar encendida, en la potencia necesaria para calentar la casa y en la cantidad de combustible que se va a consumir.

Instalación

Antes de elegir un sistema de calefacción debes cerciorarte de que puedes realizar la instalación, ya que para algunos sistemas requieren una instalación previa.

Utilización dentro de la vivienda

Si la vivienda es muy pequeña o solo se quiere para calentar una o dos habitaciones, es preferible optar por estufas en vez de sistemas centrales, los cuales suponen una inversión mucho mayor.

Cuáles son los principales sistemas de calefacción

Hoy en día tienes a tu disposición una gran variedad de sistemas de calefacción. Si no se conocen todas sus características, elegir uno puede llegar a ser una tarea bastante complicada, puesto que son elementos que requieren de ciertos conocimientos técnicos previos. A continuación, te explicaremos cuáles son los principales sistemas de calefacción que puedes emplear en tu hogar.

Calefacción de gas

Es uno de los sistemas más utilizados en la actualidad, debido a que se trata de un sistema con un bajo impacto medioambiental y con un alto rendimiento, pudiendo calentar cualquier casa rápidamente. Los combustibles más empleados para este sistema de calefacción son el gas natural y el gasóleo, los cuales se caracterizan por su alto poder calórico y por su eficiencia.

Calderas y estufas de biomasa

Si antes comentábamos que la calefacción de gas es la más empleada, de las estufas y calderas de biomasa podemos decir que son el sistema del futuro. Su instalación ha crecido mucho durante los últimos años y se espera que esta tendencia continúe al alza durante los próximos años. Como en el caso de las calderas de gas, las estufas de biomasa presentan un bajo impacto medioambiental y una potencia elevada. A lo que hay que añadir que los pellets y la biomasa presentan un precio más bajo que el resto de opciones.

Calefacción eléctrica

La gran ventaja de los sistemas de calefacción por electricidad es que no requieren de una instalación previa y las labores de mantenimiento son muy reducidas. Por otro lado, consumen más energía que otros sistemas para funcionar, por lo que su impacto en la factura es mayor.

Calefacción mediante aire acondicionado

Este sistema es recomendable en hogares que se encuentran en zonas costeras, en las que las temperaturas no son demasiado bajas, ya que, en caso contrario no funcionarían correctamente. El aire que produce es muy seco, por lo que puede tener un impacto negativo en personas que tengan problemas respiratorios. Su instalación no requiere un gran inversión, siempre que se emplee para calentar zonas concretas, ya que en caso contrario habrá que realizar una mayor instalación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *