qué calefacción elegir para casa

Radiadores o suelo radiante, qué opción elegir para tu casa

La elección del sistema de calefacción es una de las decisiones más complicadas que se pueden tomar en la construcción vivienda. Esto se debe a la gran variedad de opciones que tenemos a nuestra disposición. Dos de los sistemas más empleados en la actualidad son los radiadores y el suelo radiante. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias entre ambos sistemas?

Principales diferencias entre el radiador y el suelo radiante

Los radiadores y el suelo radiante guardan muchas similitudes entre ellos, pero existen pequeñas diferencias que te ayudarán a decantarte por uno u otro sistema.

Instalación

La instalación de los radiadores es mucho más sencilla y no requiere realizar una gran obra como para el suelo radiante. A esto, hay que sumarle que la inversión inicial para instalar los radiadores también será mucho menor. Por lo que el aspecto económico es una pieza clave para este tipo de selección.

A pesar de la gran inversión que hay que hacer para el suelo radiante, esta se puede ver recompensada por su mayor eficiencia y el ahorro que supone en el futuro.

Funcionamiento

El suelo radiante y el radiador guardan muchas similitudes en su funcionamiento, ya que ambos emiten calor gracias al agua que recorre sus circuitos. En el caso del suelo radiante, la temperatura del agua se encuentra entre los 30°C y 40°C, mientras que para los radiadores puede llegar a los 70°C y 80°C. Es importante disponer de una buena caldera para un funcionamiento óptimo.

Distribución del calor

El calor se reparte de forma diferente en ambos sistemas. En los radiadores, el calor se emite desde un punto fijo, por lo que necesitan estar a una mayor temperatura para calentar toda la estancia. Por otro lado, el suelo radiante distribuye el calor de forma uniforme por toda la habitación, por lo que se consigue que toda la vivienda tenga la misma temperatura al mismo tiempo.

Ahorro energético

Si hablamos de ahorro energético, el sistema de suelo radiante es la elección perfecta. Esto se debe a que necesita mucha menos energía para alcanzar y mantener la temperatura necesaria para calentar toda la vivienda. Además, a esto hay que añadirle que, al distribuir el calor de forma más uniforme, el tiempo que tendrá que estar en funcionamiento será mucho menor.

Espacio

Ambos sistemas se caracterizan por ocupar muy poco espacio, especialmente el suelo radiante, ya que al ir por debajo del suelo, es prácticamente invisible. Un inconveniente de los radiadores es que al ser visibles pueden limitar el diseño de las habitaciones.

Modo frío

Una gran ventaja del suelo radiante respecto a los radiadores es que también pueden refrescar el ambiente, puesto que la temperatura del agua en verano se sitúa sobre los 14-18°C, lo que permite absorber el exceso de calor. El suelo radiante, por lo tanto, es una excelente opción para conseguir una climatización completa en tu vivienda durante todo el año.

Cuándo instalar suelo radiante y cuándo instalar radiadores

Como hemos visto, ambos sistemas tienes sus pros y sus contras. La elección de un sistema u otro dependerá de lo que busque cada persona o lo que mejor se adapte al proyecto de la vivienda. Pero existen algunos factores que te pueden llevar a inclinarte por uno u otro. Entre los más destacados se encuentran los siguientes:

Casa de nueva construcción

Si tu casa se encuentra en construcción es mejor optar por suelo radiante, ya que al no tener que levantar todo el suelo el coste de la instalación será mucho menor. Aunque siempre se puede optar más tarde por la instalación de radiadores sin tener que hacer demasiada obra.

Espacio

Según el espacio disponible en tu vivienda será mejor optar por un sistema u otro. Para las viviendas pequeñas es aconsejable optar por suelo radiante, con el objetivo de evitar perder metros cuadrados por los radiadores. Por el contrario, en viviendas de mayores dimensiones la elección recomendable son los radiadores, los cuales calentarán la casa con mayor rapidez.

Tiempo de uso

Si vas a pasar poco tiempo en casa y vas a encender la calefacción solo en momentos puntuales, la mejor opción son los radiadores. En cambio, si buscas un sistema para emplearlo durante la mayor parte del día, tu elección deber ser el suelo radiante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *