pellets de calidad

Qué son los pellets certificados y los pellets sin certificar

La gran diversidad dentro del mercado de la biomasa y los pellets han propiciado que cada vez sean más las empresas y organismos que se inclinan por la fabricación de pellets y/o su distribución. Para favorecer un control y vigilancia de este mercado se establecieron desde el 2011 unos parámetros y medidas de control en base a una selección de sellos de certificación para garantizar la calidad de los productos, en este caso de los pellets. Un control y examen exhaustivo para promover el comercio de calidad.

El aumento del consumo de pellets para estufas y calderas, de particulares y empresas, ha obligado al uso de estos estándares de calidad. Desde organismos como Avebiom se recomienda que se compren siempre pellets certificados, ¿por qué? Porque son aquellos que han pasado las pertinentes pruebas y exámenes de calidad en todos sus procesos. Se mantienen así las condiciones óptimas del pellet para un uso por más tiempo y seguro.

Tipos de certificaciones de calidad para pellets

Como hemos comentado, esta imposición se estableció hace ya unos años y se centra en dos sistemas de certificación. Uno de ellos es el sistema EN plus, y el otro sistema de certificación es el DIN Plus. Ambos disponen de sellos propios que deben verse reflejados en los sacos de pellets que adquieras.

Es importante que te fijes bien detenidamente en el sello impreso para comprobar realmente que se trata de una certificación auténtica. También, en el caso de comprar pellets a granel, deberán verificar que sus productos han pasado las pruebas pertinentes para garantizar la máxima calidad de uso.

Cabe destacar una subdivisión dentro de la normativa europea EN Plus que permite distinguir la procedencia y origen de los pellets que se van a comprar. Así sería su clasificación y su significado:

Pellets de clase A1

Aquí se incluyen todos aquellos residuos de origen forestal y maderas sin tratar de manera química, y con un contenido muy bajo de cenizas, cloro y nitrógeno.

Pellets de clase A2

Los pellets de clase A2 ya incorporan niveles más altos en nitrógeno, cloro y cenizas, y por eso se incluyen en un grupo aparte.

Pellets de clase B

Este tipo de pellets agrupa todos aquellos que también tienen una procedencia de madera reciclada, o como residuos industriales.

Diferencia entre los pellets certificados y sin certificar

¿Por qué tanto control en las certificaciones de los sacos de pellets? Dado su auge e incremento en el sector, se han provisto de unos sellos de calidad para garantizar su comercialización. De esta manera de mantienen todos los estándares de calidad. Ya que los pellets certificados ofrecen una rentabilidad mucho mayor.

Consecuencias de usar pellets de mala calidad

El uso de pellets no certificados puede provocar que los sistemas de estufas y calderas se ensucien más de la cuenta, y esto repercuta en el mecanismo. Es por eso que optar por soluciones más baratas, y sin el certificado, a la larga no renta.

Hay que destacar que, en el caso de la fabricación española de pellets, el 85% de las empresas nacionales que se dedican a este sector fabrican pellets con el certificado ENPlus. Siendo España líder en el ranking actual, teniendo en cuenta la irrupción del pellet como biocombustible que se ha producido en España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *