sello calidad biomasa

Se presenta el sello IBC para garantizar la calidad en la instalación y mantenimiento de los sistemas de biomasa

Según confirmó Avebiom (Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa), el sello Instalador de Biomasa Certificado (IBC) es ya una realidad en el mercado español de la biomasa. Este sello IBC fue lanzado e impulsado por Avebiom y cuenta con la colaboración del Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL) como entidad certificadora.

El IBC fue anunciado en 2017 con el objetivo de entrar en vigor el año pasado. La función principal del sello va a ser garantizar la calidad en el mantenimiento de las empresas que se encarguen de la instalación y mantenimiento de la biomasa.

Este sello se suma a la tendencia continuada por varios países dentro de la Unión Europea en la certificación de la instalación de equipos de biomasa. Con la creación de este sello a nivel nacional ya contamos con tres sellos en lo referente a biomasa en España, los otros dos son ENplus o Biomasud cuya función es garantizar la calidad de los biocombustibles sólidos. Con esta medida se permite garantizar no solo la calidad de los biocombustibles, sino también la calidad en la instalación y mantenimiento.

Garantía de biomasa de calidad

La creación de este sello responde a una necesidad de las empresas españolas para garantizar la calidad en la instalación y mantenimiento de los sistemas de biomasa. Otro aspecto importante con el sello IBC es el cliente, durante el acto también se anunció la creación de un registro de las empresas instaladoras que tengan el sello. El registro va a permitir a los usuarios comprar y valorar ellos mismos, con un sistema de valoración en directo, su satisfacción con las empresas instaladoras de biomasa.

Cómo conseguir el sello

Para conseguir el sello IBC, Avebiom y el ICCL han marcado una serie de requisitos que todas las empresas deben cumplir. Por un lado, a nivel de personal técnico con el que cuenta la empresa, se debe garantizar que las empresas tienen técnicos de gran experiencia en el sector, así como tener una formación y especialización que concuerde con su especialidad. Por otro lado, el trato con el cliente va a tener también una gran importancia, siendo esencial que la empresa le ofrezca una correcta información sobre cuáles son las condiciones idóneas para llevar a cabo la instalación y mantenimiento de los sistemas de biomasa.

Además informarle de forma clara sobre cuál es la solución térmica más eficiente. Por último, las empresas tendrán la obligación de entregar una factura detallada de acuerdo al presupuesto acordado con el cliente.

Como se puede comprobar, este sello va a servir de gran ayuda tanto a las empresas instaladoras de biomasa, como a los consumidores. Las empresas que ofrezcan un servicio de calidad verán su imagen reforzada frente al resto de competidores, y a los consumidores se les garantiza una gran transparencia en el servicio, además de poder consultar un registro que les permitirá comprobar que empresas cuentan con la mejor valoración dentro del sector.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *