propano y gas natural

Qué diferencias existen el gas natural y el propano

Aunque el gas natural y el propano tienen unos usos muy similares, existen grandes diferencias entre ambos gases. Las cuales es importante conocer antes de decantarse por uno u otro sistema.

Por eso, en este post te explicaremos todo lo que tienes que saber sobre las principales diferencias entre ambos gases para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades.

Qué es el gas natural

El gas natural recibe este nombre porque se forma de manera natural a través de la descomposición de materia orgánica. Está formado por una mezcla de distintos gases como el metano, etanol, nitrógeno o propano entre otros.

Su utilización se ha extendido mucho durante las últimas décadas, empleándose tanto para tareas industriales como servicio de gas en hogares. Así mismo, su vertiente liquida se está convirtiendo en una opción cada vez más demanda como combustible para vehículos. Es una energía que se considera limpia, segura, eficiente y económica.

Un sistema de calefacción continuo, estable y confortable para su instalación en hogares, empresas y cualquier espacio.

Qué es el gas propano

El gas propano se obtiene al someter el petróleo a un proceso de refinamiento que permite licuarlo, el cual encarece su precio. Su uso es muy parecido al gas natural siendo una opción excelente tanto en el ámbito doméstico como el industrial. Suele ser un sustituto para aquellos lugares donde no llega el gas natural, pero es más caro.

Diferencias entre el gas natural y el propano

Una vez explicado en qué consiste cada gas, vamos a pasar a explicar cuáles son las principales diferencias que existen entre el gas natural y el propano. Unas distinciones que proporcionan una serie de ventajas competitivas y que son claves a la hora de elegir gas para el hogar.

Poder calorífico

Ambos tienen un poder calorífico bastante elevado. Lo que les permite calentar cualquier estancia rápidamente, pero el gas propano es un poco superior al del gas natural (28,46 KWh/Nm3 por 11,98 KWh/Nm3). Aunque ambos sistemas ofrecen unas prestaciones altas y estables.

Precio

El gas natural es uno de los combustibles más económicos en la actualidad. Normalmente tiene un precio más bajo que el propano. Aunque en algunas zonas, esto puede variar según el distribuidor y la compañía.

Abastecimiento y suministro

El propano es una opción mucho más fácil de suministrar y de almacenar, ya que no necesita de una infraestructura previa. Por eso, en algunas zonas no existe un suministro de gas natural, pero sí de gas propano.

Medio ambiente

Si hablamos de impacto ecológico, el gas natural es uno de los combustibles fósiles más limpios. Por otro lado, el propano emite un mayor número de gases de efecto invernadero durante su fabricación y combustión. En gran medida por su origen, ya que proviene del petróleo.

Densidad

Este aspecto cobra más importancia cuando ambos gases se emplean como combustible para vehículos. El gas propano es más denso que el gas natural, lo que hace que el propano se acumule en la zona inferior del tanque de combustible. Debido a esto, los coches de gas propano no suelen tener permitido la entrada en los parkings subterráneos.

Elegir entre gas natural o propano

Una vez vistas las diferencias entre ambos gases, se puede apreciar que el gas natural es una opción mucho más rentable y eficiente que el propano. Ya que, aunque tiene un poder calorífico inferior al propano, su consumo promedio suele ser menor. Esto unido a que se trata de un gas más económico, hace que el coste total del gas natural siempre sea inferior al propano.

Otro aspecto que hay tener en cuenta es que el gas natural es una energía mucho más limpia y, por lo tanto, tendrá un impacto medioambiental menor que el propano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *